0

Herpes zóster

¿Qué es el herpes zóster?

El herpes zóster es una infección localizada, producida por el virus de la varicela Zóster (VVZ), el mismo que provoca la varicela. El herpes ocurre sólo en personas que ya hayan padecido varicela y corresponde a una reactivación del virus latente de dicha enfermedad. Se desconoce por qué el virus se reactiva en ciertos individuos y en otros no, pero parece que se puede deber a una cierta susceptibilidad individual y a factores inmunológicos (bajada de defensas). Alrededor del 20% de las personas que han padecido varicela, presentarán un herpes zóster.

El primer síntoma de la reactivación del virus suele ser hormigueo en la piel, picazón o dolor punzante. Después de varios días, aparecen unas lesiones que empiezan como una banda o parche que se extiende siguiendo el recorrido del nervio con vesículas en superficie. A continuación, las lesiones con líquido que empiezan a secarse y quedan cubiertas por costras en unos días. Los síntomas pueden variar desde un leve picor hasta dolor extremo e intenso.

Habitualmente el cuadro se resuelve en pocas semanas sin dejar secuelas. Sin embargo, en ciertos pacientes puede quedar un dolor residual en la zona afectada, a veces muy intenso, que puede durar incluso meses. Por ello es importante consultar con un dermatólogo para que valore la gravedad del cuadro, las características clínicas del paciente, y por tanto la necesidad de instaurar un tratamiento precoz con fármacos antivirales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR