Alopecia areata

Alopecia areata

¿Qué es la alopecia areata?

La alopecia areata es un enfermedad que afecta a un 1% de la población, y que se manifiesta por la pérdida normalmente brusca del pelo de la cabeza y de otras áreas del cuerpo. Generalmente se empieza en forma de pequeñas placas redondas que pueden ser solitarias o múltiples afectando al cuero cabelludo, aunque a veces también puede afectar a la barba, las pestañas o las cejas.

¿Cómo se presenta la alopecia areata?

La alopecia areata puede clasificarse de diferentes formas:

Según la cantidad de la caída del cabello.

  • Alopecia areata en placas: pérdida de pelo en cantidad variable en una zona normalmente redondeada, del tamaño de una moneda y a veces mayor, que generalmente tiene lugar en el cuero cabelludo, pero puede afectarse cualquier zona pilosa.
  • Alopecia areata total: se pierde todo el pelo de la cabeza y la superficie del cuero cabelludo queda totalmente lisa.
  • Alopecia areata universal: afecta a todo el pelo de la cabeza y cuerpo, incluyendo las pestañas, cejas, vello axilar o púbico.

Según la forma de la caída de cabello.

  • Forma circunscrita o localizada.
  • Forma reticulada en la que se esparcen áreas irregulares sin pelo con áreas de pelo en el cuero cabelludo.
  • Forma ofiásica. Es un forma de pérdida del pelo que cubre la zona de la nuca y de los lados de la cabeza. Este tipo de pérdida de pelo es más resistente al tratamiento.
  • Forma difusa: forma de pérdida de pelo incompleta que afecta al cuero cabelludo entero sin las placas típicas. Este tipo puede ser difícil de diagnosticar y puede requerir la realización de una biopsia.

¿Por qué se produce la alopecia areata?

No se sabe con seguridad cuál es la causa exacta de la enfermedad. Los estudios actuales sugieren que la alopecia areata es una enfermedad autoinmune, en la cual el mismo organismo fabrica anticuerpos contra una parte del folículo del pelo en una forma de auto-alergia. Por tanto son las propias defensas del organismo las que, de manera inadecuada, atacan los folículos, provocando la caída del cabello. Sin embargo, no se produce la destrucción definitiva de dichos folículos, por lo que el recrecimiento del cabello es posible. No es cierto que se deba a procesos o focos infecciosos dentales, sinusitis, etc.

Además, en los pacientes con alopecia areata es frecuente demostrar anticuerpos contra otras partes del organismo incluso sin existir enfermedad en ellas, y en un porcentaje pequeño de pacientes se puede asociar a otras alteraciones autoinmunes como el vitíligo, alteraciones tiroideas, etc.

¿Es la alopecia areata hereditaria?

Habitualmente no. Sin embargo, como en muchas otras enfermedades, sí se puede heredar la predisposición genética a padecer alopecia areata, lo cual no significa necesariamente que vayamos a desarrollar la enfermedad. En uno de cada 5 pacientes con alopecia areata (20%) existe alguien más en la familia con la misma enfermedad. Además, la alopecia areata es más frecuente en las familias en que hay algún miembro con asma, rinitis alérgica, dermatitis o eczema atópico u otras enfermedades autoinmunes tales como enfermedades tiroideas, vitíligo, diabetes juvenil, artritis reumatoide, lupus eritematoso, anemia perniciosa o la enfermedad de Addison.

¿Es la alopecia areata debida a los nervios?

No, la alopecia areata no está debida a ninguna enfermedad de los nervios. Sin embargo, sí es cierto que son muchos los pacientes que relacionan el comienzo de la enfermedad con una situación estresante o conflictiva laboral, familiar, etc. Estas situaciones de estrés NO son la causa de la alopecia areata, sino que actuarían como desencadenantes o agravantes de la enfermedad.

¿Cómo evoluciona la alopecia areata?

La evolución de la alopecia areata es impredecible y muy variable según el paciente. Algunas personas desarrollan únicamente escasas placas de alopecia y les vuelve a crecer el cabello en un período de pocos meses, incluso sin tratamiento. Sin embargo, otros pacientes pueden tardar incluso muchos años en conseguir de nuevo el crecimiento del cabello. Actualmente se considera que un 50% de los pacientes conseguirán repoblar dentro del primer año de presentación. Otro porcentaje de pacientes tendrá un curso más crónico, con mejorías y exacerbaciones de la enfermedad, y un 7-10% tendrán una enfermedad muy severa y con poca respuesta a los tratamientos. Los pacientes con atopia o patrón ofiásico normalmente responden también peor al tratamiento, y los casos de alopecia areata total o universal tienen un pronóstico muy reservado.

¿Puede el cabello crecer otra vez?

Sí, el cabello puede volver a crecer ya que los folículos están presentes debajo de la piel. Sin embargo, ya hemos comentado que el pronóstico y la evolución varían enormemente según el paciente.

¿De qué tratamientos se disponen?

Existen varios tratamientos disponibles para la alopecia areata. Normalmente la elección de uno u otro depende de varios factores, especialmente la edad y la extensión de la pérdida del cabello. Así, los tratamientos serán diferentes en aquellos pacientes con una pérdida de menos del 50% del cabello que en aquellos que presenten una pérdida mayor. Los análisis del pelo para ver su contenido en aminoácidos no son en absoluto útiles en el diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad.

En Clínica Clemente haremos un diagnóstico correcto de su enfermedad, diferenciándola de otras formas de alopecia que pueden tener una forma de presentación similar, y le informaremos sobre cuáles son las opciones de tratamiento más adecuadas en su caso.

acra



Suscríbete a nuestro blog

¿Quieres estar al tanto de nuestras promociones, novedades y consejos? ¡Apúntate a nuestra Newsletter!

Introduce tu email:

Te has suscrito correctamente