Cinco errores que estás cometiendo por los cuales no te libras de las manchas en tu cara

Cinco errores que estás cometiendo por los cuales no te libras de las manchas en tu cara

 

¿Tienes manchas en tu cara o en otras partes de tu cuerpo como escote, antebrazos o dorso de las manos?

En este post te contamos los cinco errores más frecuentes que comete la gente a la hora de librarse de esas inestéticas manchas:

1.- Creer que todas las manchas se tratan por igual:

La mayoría de la gente habla siempre de tratamientos para las manchas en general, sin especificar qué tipo de manchas son. Y la realidad es que existen distintos tipos de manchas que se tratan de forma completamente distinta. Es más, a veces los tratamientos que van bien para un tipo de manchas pueden empeorar otro tipo, por lo que lo primero que tenemos que tener claro es qué tipo de manchas tenemos para saber cómo se deben de tratar. Y para ello nada mejor que la valoración de tu dermatólogo, que es el especialista más capacitado para diferenciar incluso manchas que son muy parecidas entre sí.

2.- Gastar cientos de euros en productos de farmacia con poca o ninguna eficacia.

La verdad es que la gran mayoría de productos de farmacia con supuesta actividad anti manchas tiene un efecto tan tan leve que en la práctica supone tirar el dinero. Según qué tipo de manchas algunas no responden en absoluto, y otras podrían tener un aclaramiento tan tan leve que en el fondo no nos resulta satisfactorio. Te en cuenta que muchas de las cremas milagrosas que aconsejan en blogs y otras páginas de Internet directamente están patrocinadas por los laboratorios, o bien el recomendador lleva comisión. Sin embargo la mayoría de esas cremas son bastante caras, con lo que al final vamos probando muchas de ellas por recomendación del farmacéutico o de alguna amiga y finalmente la sensación que nos queda es de haber malgastado nuestro dinero.

3.- Consultar en Internet en busca de remedios naturales para manchas:

Si buscas un poco en la web, verás decenas de páginas con una infinidad de remedios naturales que supuestamente son efectivos para compartir las manchas. La realidad es que si simplemente hubiese uno de esos remedios que tuviese eficacia real, los demás dejarían de ser necesarios.Todos estos remedios, a base de aplicar limón, hierbas otros productos naturales no son en absoluto eficaces, así que deja de hacer experimentos con tu piel y empieza a cuidarla de verdad.

4.- Someterse a tratamientos o aparatología poco eficaces:

Muchos pacientes, después de haber gastado cientos de euros en cremas de farmacia sin ningún resultado, dan el paso de buscar una esteticista o una clínica estética que les ayude con su problema de manchas. En muchas ocasiones se les recomiendan sesiones interminables de peelings o luz pulsada, de tan baja intensidad, que el resultado es también decepcionante. Otras veces se les recomienda tecnología que directamente no tiene ningún efecto sobre las manchas, como la tan de moda radiofrecuencia (no deja de sorprenderme que muchas esteticistas estén recomendando la radiofrecuencia para supuestos beneficios que no tiene, cómo mejorar las manchas, dar luminosidad, etc.). El enganche de estos tratamientos es que el precio por sesión no es excesivamente elevado, pero finalmente debido al número de sesiones que necesitamos y el escaso resultado obtenido lo que hemos hecho ha sido, de nuevo, tirar el dinero.

5.- Creer que solo la fotoprotección suficiente:

Algunas manchas durante el invierno pueden perder intensidad, lo cual anima mucho los pacientes y caen en el error de que si en verano usan mucha fotoprotección las manchas no van a volver. Lo cierto es que normalmente, si no se han eliminado correctamente o se realiza un tratamiento de mantenimiento, solamente la fotoprotección tiene una eficacia muy escasa. De ahí que muchas pacientes se desesperen al ver que, a pesar de haber tenido mucho cuidado con el sol, las manchas vuelven a aparecer.

¿Entonces qué tratamientos son eficaces?

Tal como te hemos explicado, lo primero que tenemos que hacer es saber qué tipo de manchas tenemos, y para ello nada mejor que la valoración de un dermatólogo experto en este tipo de problemas. A modo de resumen, te diremos que los tres tipos de manchas más frecuentes hoy día son los siguientes:

  • Léntigos: Son manchas que se producen por el sol acumulador algo de los años. Se inician como pequeñas picadas, que posteriormente van creciendo y dando lugar a las conocidas “manchas de la edad‘. En este tipo de manchas son completamente inútiles los tratamientos tópicos y los Peelings, y debemos recurrir a tratamientos láser.

Nosotros tenemos mucha experiencia combinando el fotorejuvenecimiento con I.P.L. de última generación, y el láser Q-switched. De esta forma conseguimos una mejoría muy global de la piel, mejorando la luminosidad y el tono de la misma, y al mismo tiempo eliminamos las manchas existentes, con lo que el resultado final es muy satisfactorio. Es muy importante contar con equipos de última tecnología, ya que por desgracia en los últimos años están proliferando muchos equipos orientales, de baja intensidad, cuyos resultados son muy decepcionantes, como hemos visto en la primera parte de este post.

  • Melasma: El melasma es una pigmentación de tipo hormonal, que típicamente ocurre en mujeres jóvenes, que aparece como una pigmentación difusa tipo “paño” y que afecta a frente, pómulos, labio superior etc. En ocasiones el desencadenante es un embarazo o el uso de anticonceptivos, pero a veces puede ocurrir en mujeres no embarazadas o que nunca han usado anticonceptivos como resultado de la influencia hormonal del ciclo menstrual. Por eso es un tipo de manchas que es casi imposible de ver en hombres.

En este tipo de manchas por lo general está desaconsejado el uso de tratamientos láser, salvo en casos muy seleccionados. Las fuentes de luz pueden incluso estimular más la pigmentación, o hacer efecto rebote, como ocurre con la exposición al sol o a la luz azul de las pantallas. Nosotros tenemos mucha experiencia combinando la aplicación de una mascarilla despigmentante la consulta, con el uso domiciliario de una fórmula magistral personalizada que le escribimos adaptada al tipo de manchas que presenta la paciente y a su tipo de piel. Con este tramiento se consiguen mejorías notables en la práctica totalidad de los pacientes, si bien es cierto que a veces puede quedar algo de pigmento residual según la profundidad de las manchas y el tiempo de evolución. Posteriormente, siempre se requiere un tratamiento de mantenimiento que evite que las manchas vuelvan aparecer.

  • Queratosis seborreicas: Son un tipo de manchas distintas que ocurren como consecuencia del paso de los años y de la predisposición genética. Se trata de manchas normalmente de color marronáceo, que con frecuencia tienen cierto relieve, y que incluso a veces pueden convertirse en auténticas “verrugas” oscuras. Este tipo de manchas deben ser eliminadas por el dermatólogo, ya que es necesario diferenciarlas de otro tipo de manchas que pueden ser peligrosas, y además no son en absoluto eficaces ni las cremas ni los Peelings.

Nosotros tenemos muy buena experiencia eliminándolas con láser CO2, un tipo de láser quirúrgico muy preciso, que las elimina de forma muy rápida en una sola sesión, y sin dejar cicatriz.

¿A qué esperas para dar por fin el paso en la dirección adecuada para eliminar tus manchas? Deja de tirar el dinero y ponte en manos de los profesionales de Clínica Clemente, y te aseguro que notarás los resultados.

Llama ya al 968 20 00 23 y pide tu cita de información gratuita

acra



Suscríbete a nuestro blog

¿Quieres estar al tanto de nuestras promociones, novedades y consejos? ¡Apúntate a nuestra Newsletter!

Introduce tu email:

Te has suscrito correctamente