Impétigo

Impétigo

¿Qué es el impétigo?

El impétigo es una infección de la piel causada generalmente por dos bacterias: Estreptococos del grupo A o Estafilococos aureus. El impétigo suele afectar a niños en edad escolar y preescolar, especialmente durante los meses de verano, y se puede contagiar de una persona a otra causando una o más lesiones en la piel, que casi siempre están cubiertas con una costra seca color miel.

Los niños son más propensos a presentar este cuadro si su piel se halla afectada por algún otro problema como eczema, picaduras de insecto o alergias/irritaciones cutáneas. Las lesiones no duelen, pero sí pueden causar picor. Cualquier área de la piel puede estar afectada, pero normalmente aparece en brazos y piernas, cara (principalmente salen alrededor de la boca, nariz y oídos) y, a veces, en el cuero cabelludo.

¿Puede afectar el impétigo a otros órganos?

Aunque las bacterias responsables del impétigo pueden producir otro tipo de infecciones, el impétigo es, por definición, una infección cutánea, y por tanto es excepcional que tenga otro tipo de repercusión sistémica. Habitualmente cursa con buen estado general y suele ser una infección leve, sin embargo sí es muy frecuente que sea muy contagioso y que se extienda rápidamente por otras zonas de la piel.

¿Cuál es el tratamiento del impétigo?

El tratamiento del impétigo se establece en función de las características clínicas del paciente y, sobre todo, de la extensión de las lesiones. Se puede realizar con antibióticos tópicos o sistémicos, y también es importante buscar posibles reservorios de bacterias que pueden ser responsables de reinfecciones frecuentes. Esto se produce porque a veces adultos sanos pueden tener la bacteria en su cuerpo sin producir síntomas, pero que son responsables de infecciones en los niños.

acra



Suscríbete a nuestro blog

¿Quieres estar al tanto de nuestras promociones, novedades y consejos? ¡Apúntate a nuestra Newsletter!

Introduce tu email:

Te has suscrito correctamente