¿Se pueden borrar las cicatrices?

¿Se pueden borrar las cicatrices?

Una de las preguntas que nos hacen nuestros pacientes con más frecuencia si existe algún tratamiento para borrar las cicatrices. Y si hay que dar una respuesta concisa, esta es no. A día de hoy, no existe ningún tratamiento que elimine por completo y al 100% una cicatriz, ya que por definición la cicatriz es un tejido fibroso nuevo que no es posible hacer desaparecer. Sin embargo, sí que es cierto que a día de hoy la tecnología avanzado mucho, y existen láseres y herramientas con las cuales se puede mejorar mucho su apariencia y disimular las cicatrices. El tratamiento más eficaz dependerá del tipo de cicatriz:.

Cicatrices hipertróficas: son cicatrices sobreelevadas que se producen porque habido un proceso de cicatrización exagerado. En este tipo de cicatrices el objetivo es aplanarlas lo máximo posible y disimular su apariencia. Para ello normalmente empleamos láser 1540 fraccional no ablativo combinado en ocasiones con infiltraciones locales. Normalmente este tipo de cicatrices suelen responder bastante bien al tratamiento.

 

– Queloides: los tan famosos queloides son parecidas a las cicatrices hipertróficas pero mucho más exageradas, de forma que la cicatriz resultante excede incluso los límites de la cicatriz original, quedando una cicatriz muy abultada. Este tipo de cicatrices se producen en parte por factores genéticos, y son imposibles de eliminar del todo. Sin embargo, a día de hoy sí que podemos intentar mejorar su apariencia lo máximo posible, intentando aplanarlos para que queden al nivel de la piel normal. En este caso el tratamiento fundamental son las infiltraciones locales, y una vez hemos conseguido que el que lo pide esté lo más plano posible combinamos con láser 1540 para mejorar su textura y apariencia. Los tan usados parches de silicona no son eficaces en queloides ya formados. Hay que saber también que los queloides se pueden reactivar de vez en cuando, por lo que pueden ser necesarias sesiones de mantenimiento si se da el caso.

 

– Cicatrices normales: nos referimos a todas aquellas cicatrices que no son patológicas, es decir, aquellas que se han producido como consecuencia de una herida, de acné, de una intervención quirúrgica, etc, pero que están más o menos planas. En este tipo de cicatrices es fundamental empezar a tratarlas lo antes posible, ya que durante el primer año el proceso de cicatrización no está completamente formado y por tanto podemos actuar sobre él de forma más eficaz. En estas cicatrices los dos tratamientos más eficaces son el láser CO2 fraccionado y el láser fraccional 1540, que producen una remodelación del colágeno que está formando la cicatriz de forma que su apariencia mejore lo máximo posible.

 

En todos los casos, es fundamental ponerte manos de un dermatólogo experto en el manejo de cicatrices, y actuar lo antes posible para obtener los resultados más óptimos en nuestro caso concreto.

Si quieres más información sobre tus cicatrices o cuáles son las opciones más adecuadas para tratarla puedes llamarnos al 968 200 023 y solicitar una cita de información gratuita

acra



Suscríbete a nuestro blog

¿Quieres estar al tanto de nuestras promociones, novedades y consejos? ¡Apúntate a nuestra Newsletter!

Introduce tu email:

Te has suscrito correctamente