Laser CO2

Posted March 23rd, 2010 in Laser CO2 by admin

¿En qué consiste el láser quirúrgico de CO2?

El láser quirúrgico es un tipo de láser usado en cirugía dermatológica. Se trata de un láser de CO2 muy preciso con el que es posible eliminar de manera eficaz cualquier tipo de lesión dermatológica, incluidas aquellas de naturaleza benigna que se eliminan por motivos estéticos. De esta manera, se consigue un resultado eficaz sin comprometer un adecuado resultado estético.

¿Qué tipo de lesiones se pueden eliminar con láser CO2?

Aunque la variedad de lesiones que se pueden tratar es enorme, es muy útil para eliminar verrugas, nevus maduros, fibromas, y muchas otras lesiones excrecentes y que tanto molestan a los pacientes. Es el método por el que muchas personas famosas han hecho “desaparecer” ciertas verrugas antiestéticas faciales, sin que quede ninguna marca. También es útil para tratar arrugas, cicatrices, y para producir un rejuvenecimiento facial mediante una técnica conocida como “resurfacing” ablativo.

En la actualidad, estamos usando también el láser CO2 para tratar a aquellos paciente con muchas “verrugas” (acrocordones) en el cuello, de modo que en una única sesión conseguimos eliminarlas produciendo un rejuvenecimiento muy notable de la piel.

¿En qué consiste el procedimiento?

El procedimiento de eliminación de lesiones con láser CO2 es muy rápido y cómodo para el paciente. Una vez anestesiada la lesión, se produce una vaporización selectiva de la misma, muy precisa, de forma que el cirujano puede controlar la profundidad exacta a la que quiere llegar. De esta forma conseguimos eliminar la lesión de forma muy precisa minimizando el riesgo de una cicatriz posterior. Durante los primeros días el paciente tendrá una pequeña costra en la zona, que se desprende sola, dejando una zona rojiza que posteriormente recupera el color normal de la piel, quedando en la mayoría de los casos prácticamente imperceptible.

¿Queda cicatriz después de eliminar una lesión con láser CO2?

Aunque no existe una técnica quirúrgica que asegure un riesgo nulo de cicatrices cuando extirpamos una lesión, ya que éstas también dependen de factores individuales del paciente, el láser CO2 es considerado hoy día una de las que menor riesgo tiene de cicatrices inestéticas. Su extremada precisión hace que el cirujano dermatólogo puede controlar la profundidad a la que penetra el haz de luz y por tanto la cantidad de tejido que quiere eliminar. De esta manera, cuando eliminamos una lesión, quedará una pequeña costra que en pocos días se eliminará dejando una zona rosada que posteriormente coge el color de la piel normal. De esta manera se consigue la desaparición de la lesión sin que quede habitualmente marca alguna, con lo que el resultado estético suele ser excelente.

 

Galería Antes / después

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR