fbpx

Botox (toxina botulínica)

BOTOX (TOXINA BOTULÍNICA) ¿Qué es el Botox (toxina botulínica)?

 

La toxina botulínica es una sustancia obtenida de una bacteria, el Clostridium Botulinum, y que, inyectada en los músculos faciales, produce su relajación, atenuando y eliminando las arrugas que se producen debido a una contracción excesiva de los mismos. Cuando se usa con fines estéticos el nombre comercial de la toxina es Vistabel, Azzalure o Bocouture.

¿Qué efectos produce el botox y cómo es el procedimiento?

 

El objetivo del tratamiento con botox es conseguir una mirada y una expresión más relajada y natural. Esto se consigue produciendo una relajación selectiva de ciertos músculos cuya contracción excesiva produce un gesto más agresivo, menos armónico y, por supuesto, con más arrugas.

Los efectos se notan en 5-7 días, y el procedimiento se realiza en consulta, sin anestesia, en un tiempo variable entre 15 y 30 minutos. Tan sólo produce unas mínimas molestias, ya que se usan agujas extremadamente finas que prácticamente no producen dolor. No se produce inflamación ni efectos secundarios, por lo que el paciente puede incorporarse inmediatamente a su vida laboral y social, siendo una técnica muy eficaz a la vez que discreta, y en la que el grado de satisfacción de los pacientes es muy elevado.

¿Qué zonas se pueden tratar? ¿Cuáles son los pacientes candidatos a un tratamiento con botox?

 

Prácticamente cualquier persona puede beneficiarse de un tratamiento con botox. Sin embargo, los pacientes ideales son aquellos que, debido a su expresión facial, tienen tendencia a contraer demasiado ciertos músculos responsables de las arrugas del entrecejo, la frente o las patas de gallo. También es muy eficaz para las bandas del cuello, o para redefinir el óvalo facial. Aunque tradicionalmente ha sido un tratamiento más usado por mujeres, los hombres son también candidatos perfectos a esta técnica, y de hecho cada vez más hombres se realizan el tratamiento. Además, en ellos es más fácil conseguir los efectos deseados, ya que normalmente prefieren unos resultados más moderados, sin desaparición total de las arrugas.

¿Es cierto que el botox produce una cara sin expresión?

 

Rotúndamente no. El objetivo del botox no es relajar todos los músculos de la cara, produciendo una cara sin expresión y una mirada no natural. Sin embargo, por desgracia es cierto que muchas personas, a menudo famosos, utilizan en exceso el botox consiguiendo expresiones muy poco armónicas y muy congeladas. En Clínica Clemente somos expertos en usar la toxina de manera discreta, consiguiendo una mejoría notable pero sin cambios excesivos y demasiado evidentes y, por supuesto, sin paralizar la expresión del paciente. Se trata de conseguir una mirada más natural, más joven, potenciando a acción de los músculos faciales que “tiran” hacia arriba y atenuando la acción de los que “tiran” hacia abajo (cuya acción se va potenciando con el paso del tiempo, la edad, y con la gravedad). De esta manera se puede conseguir un “efecto lifting” sin cirugía, eliminando ese aspecto triste y apagado que se debe a un exceso de contracción de los músculos depresores.

¿Es cierto que el botox debe usarse a edad avanzada?

 

En absoluto. De hecho se trata de un técnica mucho más adecuada para personas al comienzo de la edad media, ya que el objetivo es conseguir una expresión más natural y joven, y “prevenir” la aparición permanente de arrugas debido a la contracción excesiva de ciertos músculos. Cuando existe mucha flaccidez el botox ya no es muy efectivo y sus resultados son más decepcionantes. El tratamiento con botox es más una cuestión de anatomía que de edad. Muchos jóvenes tienen un entrecejo muy marcado, unas patas de gallo prominentes, o su nariz desciende al sonreír. Con el Botox se puede “prevenir” estas alteraciones y, sobre todo, que se hagan permanentes. Existen muchas personas de 30 a 40 años que usan botox debido a que presentan de forma precoz muchas arrugas de expresión que dan a su rostro una mirada de preocupación, enfado o cansancio. En estos casos los pacientes no se ponen Botox para verse más jóvenes sino para verse mejor y mejorar su expresión.

¿Es seguro el Botox?

 

Sí. La toxina botulínica es uno de los tratamientos estéticos más seguros con diferencia. Se emplea desde hace más de 25 años para el tratamiento de alteraciones neurológicas (estrabismo, espasmos musculares, etc) con gran seguridad y eficacia, a dosis muy superiores que las usadas en estética. Por eso se usa incluso en niños para corregir ciertas alteraciones como el estrabismo. No se conocen reacciones alérgicas a la misma, y administrada por un profesional el riesgo de efectos secundarios es mínimo. Las posibles complicaciones son leves, transitorias, y cuando es usado a dosis adecuadas por un dermatólogo experto el riesgo de que aparezcan es muy bajo. Además, recuerde que en Clínica Clemente todos los tratamientos son realizados personalmente por su dermatólogo, lo cual constituye la máxima garantía para su piel.

¿Cuánto duran los efectos?

 

Los efectos duran entre tres y seis meses, a veces incluso más, en función del paciente y de lo desarrollados que sean sus músculos. Además, el efecto no se pierde de golpe, sino que es progresivo, por lo que las pacientes pueden decidir realizarse un retoque en función de sus necesidades. A medida que una persona va realizando tratamientos, la duración del efecto es cada vez mayor, consiguiéndose un resultado más duradero con pequeños retoques.

Existen tres tipos de pacientes en función de sus musculatura, y en los cuales el efecto y la duración del botox es distinto:

 

Paciente cinéticos: son aquellos que mueven sus músculos cuando ellos quieren, expresando exactamente lo que sienten en cada momento. En posición estática muestran ninguna o mínimas arrugas. Estos pacientes son los que obtienen un mejor y más duradero efecto del tratamiento, que suele durar en estos casos entre 6 y 9 meses.

 

Pacientes hipercinéticos: son aquellos que mueven sus músculos sin querer, por lo que en ocasiones expresan emociones que no sienten (por ejemplo pueden contraer la frente o el entrecejo espontáneamente). Estos paciente, en el análisis estático, sí muestran arrugas de expresión, y en ellos el efecto del botox es satisfactorio, aunque menos duradero, entre 3 y 5 meses.

 

Pacientes hipertónicos: son aquellos que mueven sus músculos constantemente, por lo que les es imposible relajar la cara completamente y siempre presentan cierto grado de contracción en frente, entrecejo, patas de gallo… En el análisis estático estos paciente presentan arrugas bastante marcadas, por lo que el resultado del botox en ellos es menor y más decepcionante, con un efecto que dura menos de 2 meses. Para conseguir resultados óptimos hay que usar más dosis y es muy recomendable combinar otras técnicas, como láser o rellenos.

¿Qué precio tiene el tratamiento con botox?

 

El precio total del tratamiento dependerá de la cantidad de toxina utilizada, lo cual varía en función del tipo de paciente y del resultado que se quiera obtener. Sin embargo, se trata de una de las técnicas que mayor grado de satisfacción produce en los pacientes en términos de costo-eficacia, porque se consiguen resultados mucho más notables que con cremas o tratamientos estéticos de cabina de dudosa eficacia y de precio a menudo muy elevado.

 

En Clínica Clemente siempre ofrecemos como mínimo un tratamiento completo con 50 unidades (1 vial), al contrario que en otros centros donde comparten viales entre varios pacientes, ofreciendo así precios excesivamente bajos que traducen unos peores resultados y menos duraderos. En Clínica Clemente le haremos un estudio personalizado en función de sus expectativas y le propondremos un tratamiento adecuado para usted, con un presupuesto ajustado a sus necesidades.

Si quieres saber más información sobre el botox, descarga el DECÁLOGO DEL BOTOX pinchando aquí.

OTROS TRATAMIENTOS RELACIONADOS: