fbpx

Autobronceadores: cómo conseguir un tono bonito sin poner en riesgo mi piel

Autobronceadores: cómo conseguir un tono bonito sin poner en riesgo mi piel

Con el buen tiempo todos pensamos en lucir un bonito tono tono en nuestra piel. Sin embargo, conseguirlo a base de exponer nuestra piel al sol supone una agresión para ella. Y que, puede tener consecuencias negativas en forma de foto-envejecimiento y/o aparición de cáncer de piel.

Los autobronceadores son una forma completamente sana de conseguir un tono bonito sin poner en riesgo nuestra piel. En Clínica Clemente os contamos cómo ¡Sigue leyendo!

Autobronceador: cómo conseguir un tono bonito sin poner en riesgo tu piel

Ahora en verano muchas personas empiezan a disfrutar de los días en la playa y piscina tomando el sol. Los dermatólogos siempre insistimos en que no existe el bronceado saludable. Ya que, la producción de melanina es un mecanismo de protección de la piel una vez ya se ha producido el daño solar. Por ello, los autobronceadores son el producto perfecto para conseguir un moreno bonito de forma rápida, en diferentes intensidades y brillos.

 

autobronceador

 

¿Cómo funciona exactamente un autobronceador?

Con el autobronceador conseguimos mejorar y oscurecer el tono de la piel sin necesidad de exponerse a los rayos del sol. Gracias a la acción de los activos que componen el autobronceador, las células superficiales de la piel se tiñen para dar ese tono deseado.

El autobronceador reacciona con los aminoácidos presentes en la piel, formando un compuesto llamado melanoidina. La estructura química de este compuesto es similar a la melanina (colorante natural de nuestra piel), por ello conseguimos ese tono bronceado. Éste es un compuesto seguro que no es absorbido por la circulación sanguínea, por lo que no produce efectos secundarios.

Una de las cosas que debemos tener claro es que un autobronceador no tiñe la piel como si fuera maquillaje. No debemos confundir un autobronceador con un baño de color sobre la piel o los potenciadores del bronceado. El autobronceador actúa por una reacción química. Es una opción segura para conseguir un bonito bronceado sin exponerse al sol. Este tipo de bronceados suele desaparecer a los 4-7 días, al renovarse las células muertas  de la piel.

 

¿Mancha el autobronceador?

Cuando hablamos de autobronceadores una de las cuestiones que más preocupan es si destiñe o mancha la ropa. No es ningún tipo de tinte que se aplique sobre la piel. Es un producto que produce una reacción en nuestras células que son las que cogen ese tono. Si bien, podía existir algún autobronceador que por su fórmula manchase un poco la ropa, esto se ha ido mejorando y ya es posible usarlos sin preocuparse por las manchas.

El bronceado empieza a ser visible a partir de los 2 o 3 días de aplicación. Si se continúa con la aplicación del producto el tono de la piel se irá intensificando, hasta conseguir el color deseado. Cuando se deja de aplicar el producto, se va de forma gradual sin dejar manchas o marcas en la piel.

 

autobronceador

 

Cómo aplicar el autobronceador

Existen multitud de formatos, en espuma, en spray, en crema o en toallitas para mayor comodidad. Hace unos años las fórmulas no estaban tan bien conseguidas y a veces daban resultados poco naturales o poco homogéneos. A día de hoy la tecnología ha avanzado mucho y los resultados son sorprendentemente naturales.

Antes de utilizar un autobronceador debemos preparar la piel. Es recomendable realizar una exfoliación y posteriormente hidratar bien la piel. De esta forma conseguimos un acabado lo más homogéneo.

 

Preparación de la piel

Es importante unificar la superficie de la piel para que el autobronceador se absorba perfectamente y así evitamos las manchas. Con la exfoliación eliminamos las células de piel muerta y unificamos la superficie de la piel. Con la crema hidratante conseguimos hidratar las zonas más secas de la piel. De esta forma, evitamos que las zonas más resecas absorban más producto creando manchas en la piel.

 

Aplicación del producto

Actualmente, existen autobronceadores de aplicación profesional, en centros especializados, que consiguen un resultado muy rápido y bonito. También podemos encontrar otros de uso domiciliario, para usar en casa.

Los autobronceadores deben aplicarse siempre con la piel limpia y seca. Se debe aplicar con cuidado y asegurando que llega a todas partes para conseguir un bronceado uniforme y sin manchas. Para las zonas rugosas de la piel (codos y rodillas) podemos ayudarnos de un disco desmaquillante para eliminar el exceso de producto y que se absorba.

Para evitar que se nos puedan tintar las palmas de las manos al aplicar el producto, aplicarlo con un guante y aplicar vaselina en las manos. De esta forma el producto no se adhiere a ellas. Una de las ventajas es que las fórmulas de autobronceadores de ahora no tiñen la ropa. Aún así hay que seguir las indicaciones y esperar a secar completamente el producto.

 

bronceado

 

Ventajas del autobronceador

Una de las principales ventajas, es que puedes lucir una piel morena sin necesidad de exponerse al sol y los rayos UV, evitando su efecto nocivo. Los daños provocados por una descuidada exposición a los UV pueden producir:

  • Manchas en la piel
  • Arrugas
  • Aumentar las probabilidades de padecer cáncer de piel.

Tienen la ventaja de que se pueden usar todo el año, haga el tiempo que haga, y sus efectos son muy rápidos. En tan sólo 2 o 3 días se puede apreciar como la piel empieza a cambiar de tono. Además es la alternativa perfecta para lucir una piel bronceada son necesidad de ir a la playa o la piscina.

Estos productos son muy seguros y no suponen ningún riesgo para la piel. Son aptos incluso durante el embarazo, al no tener efectos secundarios ni penetrar a la circulación sanguínea.

 

Si quieres lucir un bronceado bonito y sin poner en riesgo tu piel, en Clínica Clemente te recomendamos los autobronceadores. Contacta con nosotros a través de nuestra web o redes sociales (Facebook, Instagram y Twitter) y te asesoramos sobre los autobronceadores que más se adapten a tu tipo de piel.

 

 

Antonio Clemente Ruiz de Almirón

El Dr. Antonio Clemente Ruiz de Almirón se formó como dermatólogo en la prestigiosa escuela granadina, una de las mejores y más importantes en España, de la cual han salido muchos de los más ilustres dermatólogos del panorama nacional. Su incorporación a Clínica Clemente ha traído consigo la llegada de numerosas técnicas y procedimientos de última generación, tanto en el campo de la dermatología médico-quirúrgica como en el de la dermocosmética.

Abrir chat